Contra la Ley Sinde: cómo luchar contra la insolidaridad digital.

Una parte importante de la inteligencia del capital (véase Poderoso caballero es don dinero) tiene una importante herramienta en los gobiernos y las leyes y acciones de represión que estos realizan.

“PRECINTADO DIGITAL” del FBI en Megaupload

El reciente y muy publicitado cierre de Megaupload por parte del Departamento de Justicia de los Estados Unidos de Norteamérica es un claro ejemplo de como, a partir de leyes que no han sido revisadas desde mucho antes de la aparición de la WWW, un estado actúa en defensa de los intereses económicos del gran capital antes que en el de sus ciudadanos.

Sin querer entrar en otras consideraciones, sólo haré énfasis en lo obvio: la insolidaridad que representa el propio concepto de los derechos de autor. Cuando realizamos un trabajo, es natural, decente y esperable que obtengamos una retribución por ello (aunque no necesariamente monetaria). También resulta natural, decente y esperable que algunos productos de estos trabajos sean valorados más que otros -no sólo en función de conceptos de utilidad- y que por lo tango reciban una mayor compensación. No obstante, los derechos de autor, dado que prácticamente son ilimitados- no responden a una forma natural, decente y esperable a este concepto de justo pago. Más aún, el costreñir mediante limitaciones de este tipo el conocimiento, el arte o la información útil raya en gran medida con lo que se consideran hoy en día crímenes contra la humanidad.

Un gran avance en un uso más razonable y solidario de los derechos de retribución de los autores intelectuales o artísticos son las diferentes versiones de licencias copyleft (cómo la de el presente blog y de todos sus contenidos de origen externo) que se han ido desarrollando.

Leyes cómo la SOPA norteamericana (que es la que permite el cierre de Megaupload) como la Sinde (rebautizada como Sinde-Wert por el presente gobierno español y que entrará en vigor en escasos días) son un bastión defensivo de aquellos que consideran los derechos de autor como algo privativo de generar beneficios económicos sin atender a otras posibles utilizaciones. Esta visión desfasada de la realidad, medievalizante y discriminadora, es y debe ser combatida por todos los que quieran crear un mundo mejor.

Hacktivistas.net editó hace ya cerca de un año un manual desobediencia ley Sinde invito a mis lectores a ponerlo en práctica.

Contenidos:

El “Sello de precintado digital” del FBI fue tomado de http://www.megaupload.com/ es de dominio público al ser el resultado del trabajo de un empleado de la administración publica norteamericana en la realización de sus labores oficiales.

El Manual de desobediencia a la Ley Sinde está publicado bajo licencia Reconocimiento-Compartir Igual 3.0 España (CC BY-SA 3.0) y es obra de Hacktivistas.net

Licencia de Creative CommonsEste trabajo está publicado bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 3.0 España. Ver el código legal.

Solidaritura: Por una cultura y una sociedad de la solidaridad.

El Término Solidaritura en su uso sustantivo es creación intelectual del autor del presente Blog: Ramón Ocampo Fernández. Dicha palabra representa el concepto de “Cultura de la Solidaridad” puede ser utilizada libremente, incluidos fines comerciales, siempre y cuando se haga referencia, como fuente de los derechos de uso, a la presente página: https://solidaritura.wordpress.com/licencia-de-uso/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s